En verano los niños deben distraerse bailando

Si tienes niños en casa de entre 3 a 16 años, consiéntelos con un casal de verano interactivo que les permita forjar nuevas amistades, además de desarrollar y ampliar sus habilidades de baile. El baile para niños en verano es una actividad placentera que favorece su coordinación y da una sensación de libertad. Además, de que contribuye a su bienestar físico y mental.

Después de una temporada de clases, es justo que permitas que tus hijos sean pequeños o adolescentes, disfruten de un verano extraordinario. Pero ¿qué les ofrece el esplais de verano?

El baile, una actividad divertida

Los jovencitos poseen una energía inagotable. De modo que el baile puede ayudarlos a mejorar su ansiedad, además, que es una actividad entretenida que contribuye a forjar experiencias que marcarán su personalidad. El casal de verano de Barcelona posee un programa de baile variado, entre los cuales se encuentran el Funky HipHop, Latinos Tropicales, Modern Jazz, entre otros.

No hay margen de aburrimiento con los bailes grupales, coreografía, etc. Ningún niño o niña se queda sentado, todos participan de forma activa en los talleres de baile, en un ambiente fiestero en el que las risas son un constante sonido en el salón. El ambiente sociable que impera en este esplais es ameno, divertido y desestresante. Sin duda que tus niños estarán encantados con bailar y hacer nuevos amiguitos.

 

Beneficios del baile para los niños

El baile es una actividad que de grandes beneficios para la salud mental y física de los niños. Una de las más resaltante es la coordinación y equilibrio que se logra obtener. Por otro lado, el baile permite que se solventen problemas de postura y contribuye a obtener un peso equilibrado. Todo mientras se divierten.

Al mismo tiempo, bailar favorece el desarrollo de actitudes que le ayudarán en su personalidad, como por ejemplo el trabajo en equipo, pues en el Esplai de Barcelona los jóvenes bailan en grupos, de modo que deben seguir las direcciones y tener las líneas de comunicación abiertas con sus compañeros. Este tipo de disciplina los ayuda a forjar una personalidad equilibrada y amigable. Pues, de hecho, el baile fortalece la autoestima.

Esplai de verano más que baile, diversión

Los casales de verano deben representar un tiempo de mucha diversión, en el que el joven pueda drenar todas sus energías.  Saltar, bailar, e incluso participar en actividades creativas favorece su excelente desarrollo.

El casal de verano en Barcelona da más que danza. Tus hijos pueden aprender habilidades de reciclaje, lo cual ofrece grandes beneficios a su intelecto y es generoso con el medio ambiente. Por otro lado, los talleres de manualidades también favorecen su creatividad. De forma divertida pueden sumergirse en una actividad creativa e ingeniosa. Aun si tus niños están en edad maternal; como los tres añitos, pueden involucrarse en la elaboración de diversos objetos que ayudan a su inventiva y capacidad de análisis.

Los niños absorben muchísima información aún a corta edad.  Es decir, tienen la capacidad de aprender de forma rápida nuevas actividades, por lo tanto, aprovecha esta característica y sácale provecho.

Los talleres con animales vivos son una experiencia inolvidable. Los niños se emocionan al ver y tocar serpientes en este Esplai. Y es que sabemos que algunos animales pueden ser peligrosos, sin embargo, en este taller, los animales vivos están amaestrados, de modo que será divertido y gratificante acercarse alguno de ellos.

Sin duda la adrenalina se apodera de los pequeños. Vale destacar que todos estos animales son adoptados. Puedes tomarle fotos divertidas en este taller que acerca a tus hijos con la naturaleza.

Leave a Comment