8 trucos para quitar las manchas de vino

¡No hay nada mejor que disfrutar de un buen vino! El problema surge cuando ocurre un ligero accidente “manchamos nuestra vestimenta con algunas gotas”, pero ¡No te preocupes! esto es más común de lo que crees.

Si quieres saber cómo quitar las manchas de esos vinos tan cuidados y bien refrigerados en vinotecas de la tela, has llegado al lugar correcto, conoce a continuación lo mejores trucos de limpieza:

Vino blanco

Los taninos del vino blanco son perfectos para evitar que el color del vino tinto quede impregnado en la ropa. Solo deberás humedecer un trozo de tela en un poco de vino blanco, y “no frotar” sino dar ciertos golpecitos en la zona manchada y notarás cómo el color del vino tinto se desvanecerá, puedes utilizar también una esponja.

Evita verter el vino blanco directamente en la ropa, ya que si bien puede quitar las manchas del vino tinto, puede crearse una más (de color amarillento) que agrave la situación.

Aún vez que apliques el vino blanco, deja actuar por al menos 15 minutos y luego lava la prenda con agua y detergente.

Sal

Si decides utilizar sal para quitar las manchas de vino, no permitas que transcurra mucho tiempo luego del pequeño gran accidente porque el proceso no solo puede tardar un poco más sino además, evitar que las manchas se desvanezcan en su totalidad.

Cabe destacar que, la sal no tiene un poder considerable ante las manchas, esta en realidad sirve para absorber el vino, lo que significa que, una vez la sal haga su trabajo debes correr a lavar la prenda. Otro punto importante es que, si dejas la sal por mucho tiempo en la ropa, esta puede mancharla no solo perderás un poco de sal sino además, muy probablemente, tu mantel o camisa favorita.

Leche

Eliminar las manchas de vino de la ropa luego de que este haya secado puede ser “crucial” para la prenda, pero ¡No te preocupes! ¿No encuentras la sal? ¿Ya no tienes vino blanco? Revisa dentro del refrigerador, si tienes leche ella puede convertirse en tu salvadora, ¡Pero espera!, no la viertas aún, primero debes calentarla, porque de lo contrario “el desastre será aún más grave” ¡Créeme!

Calienta un poco de leche en una olla grande, porque en ella deberás verter la prenda manchada, deja actuar hasta que observes como la mancha se desvanece poco a poco. El poder de la leche es increíble, haz la prueba, y nos cuentas qué tal resultó.

Soda y sal

¡Si! Otra vez la sal, pero esta vez no actuará sola. La soda puede ayudarte a eliminar las manchas de vino de la ropa, pero antes debes aplicar la sal, y luego en lugar de usar agua para lavar la ropa, la sustituirás por soda. Lava la prenda con soda, pero no frotes muy fuerte.

Si estos tips no funcionan, échale un vistazo al siguiente ¡Tranquilo! es un poco más sencillo.

Agua hirviendo

Antes de explicar este método, primero debes cerciorarte que, la prenda manchada sea resistente, cumplido ese paso, lo siguiente será, verter agua en una olla y colocarla a fuego rápido hasta que alcance su punto de ebullición, luego agrega la prenda y remueve hasta que observes cómo la mancha se disuelve. Para que el efecto del agua sea aún mayor agrega un poco de detergente líquido.

Cuando observes que la temperatura del agua disminuya, saca la prenda y lávala como de costumbre.

Bicarbonato de sodio y vino blanco

¡Si! una nueva mezcla, esta vez, luego de verter vino blanco en la prenda manchada, agrega una pasta hecha con agua y bicarbonato (asegura que quede bien espesa para que haga efecto)

Una vez aplicada la pasta, permítele actuar durante al menos 30 minutos. Es importante que la zona manchada, siendo esta en la que aplicas la pasta, siempre se mantenga húmeda, de esta manera el bicarbonato hará muy bien su trabajo.

Y seguro, te preguntarás ¿Cómo actúa el bicarbonato para quitar las manchas de vino? ¡Bien! Este producto cuenta con una propiedad llamada adsorción, la cual se encarga de “retener” las partículas de una bebida, en este caso quitando todo tipo de rastro del vino, lo que indica que, la mancha en la ropa se desvanecerá al aplicar la pasta correctamente, para ello utiliza una paleta y aplícala en forma de crema, evita frotar para no sufrir más inconvenientes.

Amoniaco y Agua oxigenada

En este punto la situación ya se pone ruda, aplicas agua oxigenada y amoniaco cuando los tips anteriores no han funcionado, pero no hay qué temer. Para quitar las manchas de vino utilizando estos ingredientes:

En una olla vierte 4 tazas de agua, poco menos de 3 tazas de amoniaco, y 1 taza de agua oxigenada. Mezcla muy bien y agrega la prenda manchada, permítele remojar por una hora, luego retira y lava como de costumbre.

Detergente líquido y Agua oxigenada

Como última opción para quitar las manchas de vino, tenemos la mezcla de detergente líquido y agua oxigenada, para ello debes aplicar y mezclar la misma cantidad de ambos ingredientes en un envase en el que luego deberás agregar la prenda manchada, permítele actuar durante 20 minutos, retira y lava como de costumbre.

En términos generales, el agua oxigenada “oxida” las partículas de vino, evitando de esta manera que, las mismas queden impregnadas en la tela, sumado a ello el poder del detergente líquido lo que “fortalecerá” aún más el efecto del agua oxigenada.

Recuerda

La mancha será más difícil de quitar dependiendo del tiempo que dure en la ropa, mientras rápido actúes, los resultados serán mejores. En caso de un pequeño accidente de manchas con el vino, lo ideal es “no frotar”, ya que esto esparcirá la tinta en la tela y, el trabajo será el doble.

Antes de aplicar los consejos antes mencionados, lo ideal es colocar encima de la zona un poco de papel absorbente, este te ayudará a realizar el proceso de limpieza mucho más rápido.

No dejes de disfrutar de una buena copa de vino, y si ocurre algún percance ¡Ya sabes qué hacer!

Leave a Comment