Diferencias entre estrabismo convergente y divergente

“Los ojos son la ventana del alma”. Es una de las frases populares en las novelas románticas. Y es que jamás imaginamos que la persona a quien le han dicho tan nobles palabras sufre de algún tipo de estrabismo. Aunque parezca toda una comedia, la verdad es que esta afección es muy común en el mundo. Sin embargo, es importante destacar, que existen dos tipos de estrabismo: Convergente y Divergente.

A continuación, te explicaré las principales diferencias de estrabismo convergente y divergente.

¿Qué es el estrabismo?

Antes de explicarte las principales diferencias entre una afección y otra, es importante que entiendas de que se trata el estrabismo. Es una anomalía que puede surgir desde el nacimiento o en raras ocasiones; en la vida adulta, en el que los ojos no cuentan con el mismo paralelismo o dirección.

Este tipo de anomalía se detecta con mucha facilidad, no obstante, hay quienes sufren de una distorsión muy leve. En los casos más marcados el aspecto de los ojos puede ser muy antiestético debido a que puede darse de forma vertical u horizontal. Es decir, puede desarrollarse un desplazamiento hacia dentro o fuera (mirando hacia la nariz o hacia los laterales) o de forma vertical, que es cuando el desplazamiento de los ojos es hacia arriba o abajo.

Estrabismo convergente

Este tipo de estrabismo se caracteriza por la desviación de los ojos hacia dentro. Por lo general suele aparecer desde temprana edad, por lo tanto, se conoce como estrabismo infantil. Por lo general puede corregirse mediante algunos tratamientos que puede demorar algunos años. Esto se debe a que, en la mayoría de los casos de este tipo de estrabismo, se desarrolla en pacientes con Hipermetropía.

 Quienes sufren de este trastorno, no pueden ver de cerca con nitidez. Entonces el cerebro intenta “acomodar la imagen” enfocándola debidamente, sin embargo, al hacerlo se produce un efecto convergente en el que uno de los ojos mira hacia dentro, produciendo el estrabismo. No obstante, a pesar de ello, es posible corregirlo.

 El paciente, puede presentar dificultades para ver de cerca, profundidades y distancias. En los raros casos en el que se desarrolla en la edad adulta, puede presentar pérdida de visión en un ojo, debido a que se le ha dado más protagonismo a uno sobre el otro, de modo que puede percibirse algunas dificultades en la capacidad de lectura.

Estrabismo Divergente

En este tipo de estrabismo el ojo se desplaza hacia afuera. Es menos frecuente que el convergente. El paciente puede experimentar esa anomalía desde la infancia, no obstante, el mismo cerebro intenta controlar los músculos a fin de brindar una visión correcta.

A pesar de ello, se desarrolla un esfuerzo muy alto en los ligamentos, hasta que en la edad adulta la fuerza se pierde dando lugar a una evidente desviación de un ojo.

Diferencias entre estrabismo convergente y Divergente

Después de entender los dos tipos de estrabismo, es más fácil distinguir una anomalía de la otra. Es decir, aunque las dos enfermedades están relacionadas con el desplazamiento de los ojos. La diferencia radica en la atapa o momento en el que se desarrolla y el aspecto que presenta.

El convergente se puede desarrollar en los primeros meses o años de vida. El ojo puede desviarse hacia dentro, incluso hacia arriba o abajo, pero inclinado hacia la parte interna. Se puede solventar con el uso constante de gafas, terapia visual, operación, etc., dependiendo de la gravedad del trastorno.

En cambio, el Divergente suele presentarse en la vida adulta. Uno de los ojos se desvía hacia la parte externa. Puede deberse al hecho, de que uno de los ojos no tiene una visión tan aguda, debido a catarata, astigmatismo alto, miopía avanzada, etc.

Se puede solucionar mediante una operación que elimine la causa de “ceguera”, de esta forma los ojos podrán alinearse. A veces el estrabismo divergente se puede corregir con terapia visual.

El medico hará el diagnóstico y prescribirá la solución más idónea en cada caso, dependiendo de la edad y gravedad de la anomalía.

Leave a Comment