Saltar al contenido
unlugarlejano.com

Hematíes altos: causas, síntomas y tratamiento

Así como la sangre que recorre nuestros cuerpos está llena de glóbulos blancos que combaten enfermedades bacterianas y virulentas, también contiene glóbulos rojos. Estos glóbulos rojos son los que le otorgan a la sangre su característico color rojizo, y además cumplen con muchas otras funciones vitales para el ser humano.

Causas comunes asociadas al aumento de glóbulos rojos en sangre

La sangre oxigenada es la que se infiltra en nuestros órganos para que los mismos luego funcionen correctamente.

Al igual que sucede con los glóbulos blancos, un aumento o reducción de glóbulos rojos puede causar graves complicaciones de salud. Estos deben mantenerse siempre a un nivel específico para que así su función se cumpla de manera correcta. Sin embargo, el aumento de los glóbulos rojos es posible debido a muchas causas.

A la cantidad de glóbulos rojos en la sangre se le denomina hematíes. El aumento de los hematíes es una inmediata señal de alarma sobre la salud del paciente afectado. Existen múltiples causas por la que podría ocasionarse un escenario de hematíes altos en el ser humano.

Entre las causas más comunes se encuentran: el uso de esteroides de origen anabólico, dado que se ha comprobado que su uso prolongado produce que la médula ósea se estimule y produzca glóbulos rojos de manera más acelerada; las enfermedades que afectan a los riñones tales como el cáncer, también pueden ser causantes de un aumento acelerado de los glóbulos rojos.

Otras causas posibles para el aumento de los hematíes son las afecciones pulmonares. Al ser los pulmones incapaces de recolectar la cantidad de oxígeno necesaria para el organismo, este reaccionará creando una elevada cantidad de glóbulos rojos que puedan capturar las más mínimas trazas de oxígeno y transportarlas más rápidamente hacia los órganos afectados.

Los glóbulos rojos son esenciales para la vida

Si no existieran los glóbulos rojos en la sangre, esta sería incapaz de transportar el oxígeno hacia el resto de nuestro organismo, y dado que el oxígeno es el elemento esencial con el cual la vida es posible, los glóbulos rojos son por ende vitales para la supervivencia de los seres vivos.

Por esta razón es necesario mantener un control exhaustivo sobre los niveles de hematíes y glóbulos rojos en la sangre, y estar alerta ante cualquier tipo de señal que indique que éstos no estén funcionando correctamente, para que el problema sea tratado eficazmente y en etapas tempranas.

Los hematíes de la sangre pueden aumentar o disminuir de manera drástica ante muchos factores. Mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente puede disminuir el riego de contraer enfermedades que puedan llegar a afectar la capacidad de producción de glóbulos rojos de la sangre y con ello traer otras complicaciones más graves.

Síntomas de hematíes altos en la sangre

A diferencia del escenario en el que se presentan niveles bajos de glóbulos rojos en la sangre, en los que se pueden observar una gran variedad de síntomas debido a la falta de oxígeno, tener niveles altos de hematíes en la sangre no conlleva consigo una tabla clara de síntomas que podamos identificar con facilidad.

Sin embargo, esta continúa siendo una condición peligrosa que puede acarrear graves consecuencias. Es por esto que es necesario realizarse con regularidad un analísis de sangre en un laboratorio cualificado que detectará a tiempo cualquier anomalía que podrían estar presentando los niveles en nuestra sangre.

Igualmente se debe estar alerta antes señales tales como dolores de cabeza crónicos, vértigo, mareos, aturdimiento, presión en los oídos o sangrados sin razón aparente, ya que pueden tratarse de señales que indiquen que existe una anomalía en la sangre o alguna enfermedad subyacente que esté causando su mal funcionamiento.

 

Hematíes altos: causas, síntomas y tratamiento
Vota el post!

Artículos Relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *