¿Qué es el Mindfulness? Lo que debes saber

“Vivir la vida” esa es la meta que está detrás de cada logro del ser humano. Pero, aunque la misma es la esencia de quienes somos y adónde vamos, la verdad es que muchos se han perdido en sus pensamientos.

Por tal motivo es imperativo conectarnos con el yo presente. En este sentido, en el campo de la Medicina y Psicología de Occidente hay una actividad denominada Mindfulness la cual hace posible que puedas determinar quién eres.

Algunas personas lo consideran sencillamente una filosofía de vida. A pesar de ello es importante acotar, que en español se ha traducido con distintos vocablos, los cuales persiguen el objetivo de brindarle un significado claro.

Mindfulness –término en inglés- se le conoce como Plena Conciencia, Atención Plena, Conciencia Abierta, etc. En este artículo utilizaremos la variante más conocida en castellano, Atención Plena.

Ahora bien, ¿para qué sirve practicar Atención Plena o mindfulness? ¿Cómo puedes llevarla a cabo? A continuación, te explicaré todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué es Mindfulness o Atención plena y para qué sirve?

El término en cuestión esta complemente relacionado con la conciencia, pero ¿de qué? Para entenderlo es importante que sepas que este vocablo está íntimamente ligado con la palabra antigua SATI o SARATI, el cual evidencia “recuerdo/atención”.

 Por lo tanto, Atención Plena se refiere al hecho de estar consciente y al mismo tiempo estar atento al momento presente. El ser humano acostumbra estar anclado en el pasado o al futuro. Las vivencias del pasado pasan factura y llena el corazón de ansiedad.

Al mismo tiempo, las preocupaciones futuras producen un miedo incontrolable. Así se va la vida.  En cambio, el Mindfulness sirve para ver la vida de otro modo, es decir vivir el día a día con los retos que ello conlleva.

Para lograr una conciencia del presente tienes que separarte de tus pensamientos. De este modo podrás reconocerlos y le darás peso a tu presente, el hoy. (Ese es esencia la técnica Mindfulness)

Mindfulness en psicología es sencillamente una serie de técnicas de meditación en el que se persigue dos objetivos básicos: Hallar la concentración, y el segundo, la conciencia plena y auto aceptación. Algunas personas lo relacionan a la meditación mantra. No obstante, nos centraremos en las técnicas que no están relacionadas a costumbres o creencias religiosas.

Aunque es evidente que quien practica la atención plena, cree que efectivamente esto le ayudará en su realización de vida, pues hará posible que tanto la mente como el cuerpo se conecten en el presente.

Desde luego, a pesar de la connotación religiosa, eso no significa que todos los que los practican comparten las ideas religiosas de dioses, entre otras cosas. De hecho, con frecuencia se utiliza el termino en inglés – Mindfulness- para hacer referencia a la meditación basada en la ciencia.

¿Cómo se lleva a cabo la atención plena?

Se puede llevar a cabo la Atención Plena durante varias sesiones en el que se implementen técnicas de concentración. En este sentido, es vital que la mente se relaje y no ejecute juicios de nuestros pensamientos.

Existen diversos centros especializados en el que te pueden asesorar para que logres integrar la Atención Plena en tu vida. No obstante, a pesar de ello, vale destacar que desde casa puedes empezar a experimentar estados mentales que te permitirán encontrarte contigo mismo.

Para lograr un profundo estado de conciencia es necesario reunir una serie de condiciones apropiadas que contribuyan a la concentración del presente. A continuación, te las detallaré paso a paso.

Necesitas un lugar adecuado

Anteriormente te he hablado de algunos de centros especializados, aun así, puedes buscar un sitio en el que no hallan ruidos que te distraigan. También es necesario que se cuente con la temperatura adecuada, la cual puede oscilar entre 18 y 25º. Esto es con el fin de que te sientas cómodo.

Por supuesto, debes vestir ropa confortable, por lo tanto, es vital quitarse todo aquello que pueda hacerte sentir oprimido, como zapatos, entre otras cosas.

Algunas ideas de sitios para empezar la sesión puede ser un parque poco transitado o el jardín de tu casa.

Paciencia

Aunque lo ideal es que implementes estos encuentros al menos media hora al día. Lograrlo no es fácil. Por consiguiente, al inicio puedes implementar sesiones aún más cortas de apenas 10 minutos de atención plena, en el que realmente te desconectas de los pensamientos.

Esto permitirá que tu mente se adapte a estos estados de meditación de sensaciones nuevas y únicas.

Posición del Mindfulness

La posición no es de gran relevancia, a pesar de ello, es vital estar cómodos en el que la respiración fluya sin inconveniente. Para ello, la espalda debe estar en un ángulo recto, las piernas y los brazos deben estar relajados. Procura que la posición no genere tensión en el cuerpo.

Ejercicios para lograr la conciencia abierta

La respiración juega un papel fundamental. Escúchala y siéntela, pero sin pensar en ella. En este punto hay quienes recurren a una palabra de encuentro personal como: ohm, estoy bien, entre otras. Proyecta en tu mente un lugar relajante y coloca pasos para llegar a tu destino. Algunos han pensado en una escalera que los acerca vez tras vez a su meta.

Meditación de la atención plena

En este punto nuestra mente debe poder percibir pensamientos, pero sin juicios. Esto implica no determinarlos como buenos o malos, sencillamente verlos sin involucrarnos emocionalmente. La mente debe estará en blanco. Entre más segundos o minutos logremos esta proeza más cerca estaremos a la meditación profunda.

Beneficios de Mindfulness

Lograr la Atención Plena conlleva beneficios muy marcados. A continuación, te los detallaré.

  • Es excelente para la salud física. Algunos estudios de medicina han arrojado que el Mindfulness permite aliviar algunos trastornos mentales tales como la depresión, ansiedad, TOC, etc.  (Así lo indica revista Journal of Internal Medicine)
  • Contribuye a la concentración. Al hacer posible que se desvíen pensamientos y juicios, permite que quien la practique goce de una mayor capacidad de concentración e incluso inteligencia emocional.
  • Combate el insomnio. Debido a que quienes practican este tipo de meditación gozan de un mayor control de sus emociones, pueden disfrutar de un mejor descanso. Así lo indica un estudio de la Universidad de Utah el cual sostiene que las personas que han logrado este encuentro personal tienen un nivel bajo activación cortical, por lo tanto, gozan una buena noche.
  • Alivia la salud mental. Permite que las preocupaciones reales no nos paralicen. La atención plena persigue el objetivo de vivir el presente sin pensar desmedidamente en el futuro por lo cual, los problemas del corazón relacionados a cargar con problemas severos se ven disminuidos.
  • En psicología la atención plena puede convertirse en una filosofía de vida. Esto significa que se puede ver como un patrón de conducta que permite vivir el día presente con mayor relajación y disfrutar de los pequeños detalles de nuestro alrededor.
  • Mejora las relaciones interpersonales. Este beneficio está ligado al patrón de conducta adoptado. Debido a que se logra una atención plena de la vida y los pensamientos, se reacciona de forma positiva ante las presiones.

Por consiguiente, gracias a la meditación se implementa una mejor respuesta a las emociones. Esto sin duda, evita problemas familiares o de cualquier índole. Ya que, así como se logra entender lo que somos, se puede desarrollar una mejor empatía hacia los demás. Así lo explica un estudio de Wachs y Cordova en 2007.

Leave a Comment